Utilidad del Programa Construye-t en el campo de la tutoría para mejorar el aprendizaje autónomo

Resumen:

La Tutoría es un elemento que permite resolver diversas problemáticas en las instituciones educativas, pero también permite que los grupos al interior de la institución se consoliden como un auténtico equipo de trabajo; así que, poder recolectar experiencias en este tenor, se ha convertido en una base importante en las actividades que se pueden desarrollar en la Tutoría porque ya han sido probadas, por lo que albergan cierto grado de validez y confianza en la práctica. La función académica de la Tutoría es, la más parecida al perfil docente “clásico”, ya que el docente de una de las asignaturas que imparte en el aula, es al mismo tiempo el Tutor responsable de que los estudiantes cumplan los objetivos establecidos en el plan de acción que propone el departamento de Tutoría de cada plantel de la preparatoria de la Universidad Autónoma del Estado de México. Es el Tutor quien se encarga de seleccionar las actividades así como de la elección de un determinado modelo de interacción para el trabajo en grupo. De hecho, la Tutoría académica incide en un contexto de aprendizaje autónomo, exige más por parte del estudiante, y convierte al docente (Tutor, en este caso) en alguien que resuelve dudas, propone retos, estimula e invita al trabajo (con frecuencia colaborativo), orienta académicamente en la resolución de problemas, marca el ritmo de aprendizaje personal de cada miembro del grupo en función de su nivel de entrada y sus expectativas de salida.

Tipo de objeto:

Documento

Visualizar el objeto de aprendizaje:

oa-rg-0000800

 

Descripción:

El recurso forma parte de las memorias del Séptimo Encuentro Nacional de Tutoría.